«

»

Jul 05 2009

150 años del “Origen de las Especies”

darwincharles

Hace 150 años fue publicada una obra que cambió muchas cosas, una obra que tiene tanto defensores como opositores acerrímos, se trata de “El origen de las especies” que vio la luz exactamente el 24 de Noviembre de 1859.

Charles Robert Darwin nació en Sherewsbury el 12 de febrero de 1809. Con apenas 22 años se embarcó en el Beagle en una travesía alrededor del mundo. Es falso que lo hiciese como naturalista. Su embarque fue más bien como acompañante de un noble. Sin embargo, su pasión acabo por convertirle en el naturalista de hecho del buque.

El libro “El origen de la especies” rompió muchos moldes, sobre todo teniendo en cuenta la época en que fue escrito y publicado. Sus teorías convencieron a casi todos los científicos de su época ( no a todos) y puso los pelos como escarpias a la sociedad religiosa. Era de esperar, pues, aunque Darwin nunca dijo que el hombre venia del mono, sus teorías acababan con la teoría bíblica de la creación, pues si las especies evolucionan, estaba claro que las criaturas creadas por Dios no eran las que ahora conocemos.

Hoy día las teorías de Darwin están más que comprobadas y aceptadas y el hecho de que la selección natural elimine a los menos aptos no es discutida prácticamente por nadie, digo prácticamente porque existe un grupo de antidarwinistas que niegan sus teorías. En los EEUU incluso le han abierto un juicio, pero bueno, ¡son los EEUU! allí uno se rompe la uña con el botón del ratón y el fabricante se encuentra con un juicio.

Otro error sobre la teoría de las especies es el detalle de que los pinzones de las Galápagos fueron la clave, eso es falso. El periplo del Beagle fue largo, en su viaje Darwin tuvo la oportunidad de parar en varios lugares y también de hacer pequeñas incursiones en tierra firme. Por lo que se sabe de su diario, la idea empezó a fraguarse en su viaje por tierra en las Tierras de Argentina. Los pinzones, que en su libro, aparecen citados después de casi 400 páginas de texto, tuvieron un efecto tardío que fue confirmado cuando, de vuelta en Inglaterra, Darwin intercambio opiniones con un amigo ornitólogo.

Por la misma época de Darwin, un monje agustino de nombre Gregor Mendel ( 20 de julio de 1822 – 6 de enero de 1884) experimentaba con guisantes y daba conocer sus resultados que, con el tiempo, darían lugar a la genética, En aquella época su teoría casi no fue tenida en cuenta, no sería hasta casi mediados del siglo XX que se retomaría y, unida a la de Darwin confirmaría la teoría de la selección natural: los animales más adaptados transmitían a través de los genes sus mejoras.

Pero esto, que parece confirmar por completo la teoría no es completo. Hoy día la teoría de la selección natural está superada, pero con una teoría nueva que no invalida la anterior. Voy a tratar de explicar esto con calma.

La teoría de la selección es cierta, siempre se produce, y la naturaleza selecciona a los más aptos. Pero esa selección es lenta, precisa de varias generaciones. Que sucede si los cambios son tan bruscos que no pasa ni una generación. Pues, que la selección natural no funciona. El ejemplo más simple es el siguiente:

Durante muchos años, los dinosaurios dominaron la Tierra, los mamíferos como los antecesores de los monos no eran la cumbre de la pirámide. Los dinosaurios dominaban, la selección natural funcionaba y los dinosaurios vencían a los mamíferos. No podemos negar que ellos era los mejores adaptados a la época. Sin embargo desaparecieron.

La teoría más aceptada es que un impacto de un meteorito contra la Tierra oscureció a esta, dado que los dinosaurios dependían del Sol para calentar su cuerpo, entre otros parámetros no sobrevivieron a ese periodo de oscuridad. Los mamíferos, más pequeños y con necesidades menores si lo hicieron.

Estamos ante un hecho imprevisto que, curiosamente, benefició a los menos adaptados. Si no hubiese ocurrido eso, quizás hoy en día, los seres inteligentes de este planeta serían similares a los lagartos de la serie televisiva V.

Un científico famoso afirma en su libro que a lo largo de la historia de la Tierra han podido ocurrir muchos de estos imprevisto que acabaron con los más capacitados. Si se pudiese volver en el tiempo y eliminar eses imprevistos la evolución cambiaría. Es decir, la evolución funciona, pero precisa de mucho tiempo, cuando sucede algo repentino, la evolución no tiene tiempo para fijar los cambios y cambios que eran buenos pueden desaparecer por completo.

El autor de esta nueva teoría se llama Stephen Jay Gould (1941-2002, paleontólogo de profesión y profesor en la Universidad de Harvard desde 1967) y la desarrolla en su libro “La vida maravillosa”. Es lo que el llama Evolución súbita e imprevisible. La obra científica de Gould parte, reafirmándola pero alterándola, de la teoría evolutiva de Darwin.

He aquí un texto del propio Gould, que quizás aclare mejor que yo lo dicho arriba.

“Y, finalmente, la razón por la que estamos aquí es que un asteroide impactó contra la Tierra, exterminó los dinosaurios, y perdonó algunos pequeños mamíferos. Darwin creía que las extinciones masivas eran artilugios causados por la insuficiencia de los registros fósiles. Hoy sabemos que son muy reales: la historia de la vida ha estado marcada por numerosas extinciones masivas y brutales. ¡La evolución no es un río largo y tranquilo! Podemos citar la extinción en masa del finales del ordoviciano, hace 438 millones de años; la del final del devoniano, hace 367 millones de años… Pero la más terrible es la del final del permiano, hace 250 millones de años: borró de golpe cerca del 95% de especies marinas invertebradas. La última provocó la extinción de los dinosaurios, en la frontera entre el cretáceo y el terciario, hace 65 millones de años, activada por el impacto de un objeto extraterrestre que contenía iridio».
Gould, Obra conjunta: El final de los tiempos”

Stephen Jay Gould y Niles Eldredge plantean un modelo evolutivo que cuestiona éste gradualismo de Darwin: el modelo de equilibrios puntuados o de equilibrios discontinuos. Un modelo que sí encaja y explica el actual y voluminoso registro fósil, un registro que no da testimonio de cambios morfológicos graduales, sino de abruptas discontinuidades.

El modelo de equilibrios puntuados establece que las especies viven largos periodos de estabilidad, periodos de equilibrio de millones de años, que se ven cortados bruscamente por fases breves de cambios (miles de años) en las cuales aparecen nuevas especies.

En fin, a pesar de todo esto, no debemos dejar de lado que la Teoría de la selección natural desarrollada por Darwin es muy, pero muy importante en la historia de la ciencia, sigue viva y cada nuevo descubrimiento confirma tu validez, incluso a pesar de pequeñas matizaciones como la de Gould.

Un saludo y nos leemos

Sobre el Autor

Mario Lopez

Nacimiento: 9 de octubre de 1968
Estado civil: Casado
Domicilio: Galicia - España


Creyente: Si, creo en la existencia de un Ser Superior y en la inmortalidad del Alma
Religión: Ninguna en particular pero me convence muchísimos las ideas Espiritistas Kardesiana

Masoneria
Maestro masón bajo Obediencia de la Gran Logia de España
Logia capitular bajo obediencia del Supremo Consejo para el Grado 33 de España
Maestro masón de la Marca (Districto de España)
Nauta del Arca Real
Compañero del Arco Real de Jerusalén
Grados Crípticos (Super excellent master)

Deja un comentario, por favor.

A %d blogueros les gusta esto: