«

»

Sep 29 2009

Los hombres pájaros de Rapa Nui o Isla de Pascua

moaisSi por algo es conocida la Isla de Pascua  o Rapa nui es por unas impresionantes figuras que miran al horizonte y que el visitante puede apreciar mucho antes de tocar tierra. Estas figuras son los moais.

No voy aquí a tratar el cómo es posible que seres humanos llegasen a habitar estas islas, lo cual no deja de ser un misterio, sino el cómo es posible que construyesen esas figuras y, al final llegaremos a la conclusión de que no existe una explicación convincente de como fue posible el proceso.

Antes de empezar debemos tener claras algunas cositas

  1. La isla de Pascua es una isla de unos 163 Km2, situada en el medio del Océano Pacífico
  2. El moai más grande pesa unas 160 toneladas
  3. Existen unos 880 moais pero sólo el 32% (unos 280) están en su lugar definitivo.
  4. La costa más cercana  es la de Chile y, aún así, está a 3.600 Km

Bien, con esto en mente comencemos nuestra investigación. Según el investigador Thor Heyerdahl, los colosos pudieron ser construidos hacia el 400 después de Cristo usando herramientas simples de piedra. También es muy aclamada la teoría de que fueron movidos por medio de un sistema similar al usado por los egipciós para movimentar sus piedras.

Aquí tenemos el primer fallo, la Isla es de origen volcánico y no produce ARBOLES,  por lo que es imposible que dispusieran de cilindros de madera al modo de ruedas para mover los moais.

Siguiendo este argumento, la Isla puede producir, como mucho, alimento para unas 2000 personas y, dada la distancia de la costa mas cercana y la época de que hablamos, resulta del todo imposible que llegasen alimentos y materiales de construcción de manera segura o periodica. Así pues, planteemos las preguntas:

  1. ¿Quién y cómo separó los inmensos bloques de las canteras?
  2. ¿Cómo labraron la durisima roca volcánica sin herramientas avanzadas como las actuales?
  3. ¿Cómo las movieron y las colocaron, algunas en lugares casi imposibles?

A todo esto podemos añadir que algunas de ellas parecían llevar puesto un sombrero de piedra que apareció a su lado, en el suelo. Este sombrero de piedra era tallado por separado y colocado posteriormente, así pues, ¿cómo demonios podían izar hasta alturas de hasta 22 metros piedras que pesaban toneladas?

Podemos imaginarnos un gran número de personas trabajando a la vez como los miles y miles de egipcios; pero aquí topamos con el problema de que no más de 2000 personas podrían sobrevivir en la Isla por cuestión de la alimentación que esta puede proporcionar. Pero es que a esto tenemos que restar la parte de la población dedicada a la pesca, a la agricultura, los que confeccionarían la ropa y los utensilios y un largo etc, por lo que ya no serán 2000 sino muchísimos menos.

La conclusión es que dada la época en que fueron construidas y las tecnología que se supone existente entonces; así como el número máximo de posibles habitantes, NO EXISTE explicación lógica alguna a como pudieron construir más de 800 moais y movimentar y colocar más de 280.

Como dato curioso podemos citar que no existe ni un solo moais colocado en el interior de la isla, TODOS, absolutamente todos los moais están colocados en la periferia y mirando al mar.

La única explicación, aunque no científica, la dan los pocos habitantes actuales de la isla. Ellos se llaman los hombres-pájaro y afirman que en tiempos antiguos llegaron unos dioses voladores que les enseñaron la ciencia. A todo lo largo de centro y sudamérica existe la misma creencia en las culturas aztecas y mayas ¿podria ser que fuesen los mismos “dioses”?¿podrían ser los que escaparon de la Atlantida y, según una teoria, fueron en direcciones contrarias por lo que las culturas de egipto e inca y maya son muy parecidas?

Teorias, si, pero no dejan de ser interesantes y más cuando pueblos a distancias tan largas tienen en su iconografia tantos puntos en común; pero es que, para terminar todo este misterio. Si los incas, mayas y egipcios tenian una escritura medio jeroglifica, los habitantes de la isla de Pascua también.

Cuando se descubrieron  los moais, muchos de ellos poseían unas placas de madera con unas inscripciones que nadie ha logrado descifrar y, quizás, nunca se logre. Para poder descifrar una lengua es preciso tener bastantes textos redactados en dicho idioma con el fin de trabajar sobre ellos; por desgracia, cuando los monjes llegaron a la isla consideraron que ese lenguaje era fruto de una religión pagana y, según la costumbre, quemaron la mayoría de dichas placas. Así, la iglesia católica, que se consideraba la única verdadera, privó a las generaciones futuras de una gran fuente de información.

Esto es todo y como siempre les digo: Investiguen y aprendan, no den nada por definitivo, es la única manera de alcanzar la Luz

Sobre el Autor

Mario Lopez

Nacimiento: 9 de octubre de 1968
Estado civil: Casado
Domicilio: Galicia - España


Creyente: Si, creo en la existencia de un Ser Superior y en la inmortalidad del Alma
Religión: Ninguna en particular pero me convence muchísimos las ideas Espiritistas Kardesiana

Masoneria
Maestro masón bajo Obediencia de la Gran Logia de España
Logia capitular bajo obediencia del Supremo Consejo para el Grado 33 de España
Maestro masón de la Marca (Districto de España)
Nauta del Arca Real
Compañero del Arco Real de Jerusalén
Grados Crípticos (Super excellent master)

2 comentarios

  1. Vania

    Parabéns mais uma vez por seu novo post, um tema interessante que nos faz pensar quantos mistérios estão ai para serem decifrados, mas que provavelmente nunca conseguiremos. No mínimo você nos da oportunidade para tentar saber mais destes mistérios e entrar em caminhos que fascinam e nos deixam a mente cheia de imaginações. Um beijo

    1. Mario Lopez

      Gracias por el comentario, se intenta escribir siempre algo interesante, aunque no siempre se consiga.

Deja un comentario, por favor.

A %d blogueros les gusta esto: