Ago 27 2011

Se descubre un rio subterráneo bajo el Amazonas

Cuenca del amazonas

La Amazonia es una vasta región que ocupa la parte central y septentrional de América del Sur y  comprende la selva tropical de la cuenca del río Amazonas.

Esta selva amazónica es el bosque tropical más extenso del mundo con una extensión que llega a los 6 millones de km² repartidos entre ocho países, de los cuales Brasil y el Perú poseen la mayor extensión de la Amazonia, seguidos por Colombia, Bolivia, Ecuador, Guyana, Venezuela, Surinam y la Guayana Francesa.. La Amazonia destaca por ser uno de las bioregiones con mayor biodiversidad en el mundo.

El río Amazonas, fuente de vida para esta región,  es un extenso y caudaloso cauce de agua  que atraviesa la región de oeste a este desde las cumbres de la cordillera de los Andes en el Perú hacia la costa atlántica del Brasil. Posee una longitud de 6.800 km, por lo que es el río más largo y caudaloso del mundo. La cuenca del Amazonas es también la cuenca hidrográfica de mayor superficie del planeta, la cual sustenta la selva amazónica.

En la desembocadura del río, el agua dulce penetra en el mar varios kilómetros haciendo esta tan dulce que permite la vida de peces de agua dulce en la zona. En efecto, el Amazonas es responsable de la quinta parte de toda el agua dulce incorporado a los océanos de la Tierra. Además, esa agua es perfectamente potable mar adentro de la desembocadura, hasta una distancia desde la cual la costa ya no es visible. La salinidad del océano Atlántico es notablemente inferior en un radio de varios miles de kilómetros alrededor de aquel punto hacia el norte de su desembocadura: cabe recordar que en esta zona las corrientes marinas traen el agua salada hacia la desembocadura y no al revés.

El problema es que, según los científicos, aun teniendo en cuenta esta cantidad de agua dulce, no sería suficiente para explicar esa penetración tan grande en el océano.

Foto aérea del Amazonas

El descubrimiento de un rio subterráneo bajo el amazonas viene a verificar dicha teoría y a explicar con pruebas irrefutables el motivo de esa aparente dulcificación excesiva.

El río Hamza, así bautizado por uno de los responsables del estudio, es tan largo como el Amazonas pero mucho más ancho, y desemboca también en el Atlántico.

Los científicos Valiya Hamza, de la Coordinación de Geofísica del Observatorio Nacional de Brasil, y Elizabeth Tavares Pimentel, de la Universidad Federal del Amazonas, llegaron al hallazgo a partir de la información térmica proporcionada por la empresa estatal Petrobrás. Los científicos estudiaron 241 pozos profundos perforados por Petrobrás, en busca de petróleo, durante las décadas de los años setenta y ochenta, en la región amazónica.

 La estimación de los científicos es que el Hamza cuenta con una longitud similar al rio Amazonas pero sería el doble de ancho: si este último fluctúa entre uno y 100 kilómetros de ancho, el Hamza oscilaría entre 200 y 400 kilómetros.

Simulaciones

El estudio se basa en el método geotermal para obtener información sobre flujos subterráneos a partir de la identificación de señales térmicas. A través de simulaciones por ordenador, se determinó que el río Hamza corre de oeste a este: en principio tiene una dirección descendente y, a partir de una profundidad de entre 2.000 y 4.000 metros, el flujo cambia del sentido vertical al horizontal, para seguir un curso idéntico al Amazonas.

Otra conclusión es que las descargas de ese flujo subterráneo podrían causar los bolsones de baja salinidad que existen en el litoral, en las proximidades de la desembocadura del Amazonas, y que posibilitan que especies de peces típicas de río puedan subsistir en el mar.

No todos los científicos están de acuerdo, no obstante, con la oportunidad de hablar de un nuevo río. Según el diario Estado de São Paulo, el geólogo Olivar Lima, de la Universidad Federal de Bahía, confirmó las conclusiones de Tavares y Hamza, pero encontró exagerado hablar de río. Lima prefiere reseñar un inmenso flujo de agua a través de las formaciones permeables de la Bahía Amazónica; en su opinión, la velocidad del agua es demasiado baja para considerarlo un río. Lo cierto es que, si en el Amazonas las aguas avanzan a razón de 0,1 a 2 metros por segundo, en el caso del Hamza son mucho más lentas: de 10 a 100 metros por año.

El geólogo reconoce que el volumen que arrastra el Hamza sí permite compararlo con un río: el flujo llega a los 3.000 metros cúbicos por segundo, mucho menos que el Amazonas, con 133.000 metros cúbicos, pero superior, por ejemplo, al caudal del río San Francisco, que recorre el nordeste del país y el estado de Minas Gerais.

Con este descubrimiento, Brasil, que ya contaba con una docena de cuencas hídricas que concentran el 13% del agua dulce del planeta, añade una nueva reserva de agua. Sin embargo, Olivar Lima no cree que el descubrimiento vaya a tener consecuencias prácticas directas.

Como pueden ver, queridos lectores, nuestro planeta azul aún nos reserva muchos secretos, nunca mejor que ahora tiene sentido la recomendación que siempre les hago:  Investiguen y aprendan, no den nada por definitivo, es la única manera de alcanzar la Luz.

Fuente original de la noticia: Publico

1 ping

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: La Amazonia es una vasta región que ocupa la parte central y septentrional de América del Sur y  comprende la selva tropical de la cuenca del río Amazonas. Esta selva amazónica es el bosque tropical más extenso del mundo con …..

Deja un comentario

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: