Ago 27 2014

Ciencia hermética – Los siete principios herméticos (2 de 8) – Mentalismo

En la primera entrada de esta serie aprendimos los siete principios herméticos qumentalismo01e Hermes Trimegistro nos da a conocer en el Kybalion. Es hora de comenzar a profundizar en ellos un poco y ver, además, que Hermes incluye en su obra otras muchas enseñanzas además de los siete principios cuya definición ya conocen. Si bien, no es menos cierto que lo dicho, todo lo demás es consecuencia lógica de los siete principios citados.

 El primer principio o principio de mentalismo nos dice: “El TODO 1 es Mente, el Universo es Mental

Lo primero que se nos pasa por la cabeza es la correspondencia establecida entre TODO y Universo y sería un gran error el hacerlo. Si bien el Universo es Mental ello no implica que el TODO sea el Universo; el TODO es mucho más que eso. Imagine el lector que fuese un escritor y crease una obra con sus personajes. Esa obra cobra vida en su mente, pero usted es mucho más que su obra, usted existe incluso antes de su obra. Del mismo modo, el TODO existe antes de que exista el Universo.

 Si usted toma su Biblia Católica y se va al Evangelio de San Juan, puede leer que comienza con estas palabras: “En el principio era el Verbo y el Verbo era Dios”. Dios existía, por lo tanto, antes del Universo y por medio del Verbo, de la Palabra Divina creó todo lo que su mente imaginaba. Todo lo creado es fruto de Su Mente por lo que en Su Mente nacimos, en Su Mente vivimos y en Su Mente morimos.

 Según las teorías de los hermetistas, el TODO es incognoscible ya que nada creado puede elevarse sobre su creador, si conociésemos al TODO querría decir que somos superiores a El, lo cual es imposible; pero sí podemos establecer algunas características que el TODO posee

  • El TODO es todo lo que es e incluso, cuando no es sigue siendo. Nada existe fuera del TODO porque de ser así el ya no sería el TODO pues le faltaría esa parte externa. Dicho de modo más moderno y de acuerdo con las creencias cristianas:

 “Así dice el SEÑOR, el Rey de Israel, y su Redentor, el SEÑOR de los ejércitos: “Yo soy el primero y yo soy el último, y fuera de mí no hay Dios.” Isaías 44:6

  •  El TODO es infinito en tiempo u espacio. Es infinito en el tiempo porque ya existía antes del Universo conocido; el tiempo nace, para nosotros, con el Universo porque el tiempo es un espacio temporal entre dos acontecimientos, siendo el primero el punto de referencia usado para contar el tiempo transcurrido. Antes de la existencia del Universo no existe punto de referencia para los humanos por lo que no podemos contar el tiempo anterior a dicho punto. Esto nos conduce al concepto de eternidad y afirmaremos que el TODO existía antes de existir el tiempo. Es infinito en el espacio porque nada existe fuera del TODO. Si existiese algo de espacio fuera del TODO ya no sería el TODO pues no estaría completo. Además podemos razonar con el espacio de modo similar a como razonamos antes con el tiempo porque también para el espacio necesitamos un punto de referencia, punto que no existe para el hombre mientras no se generó el Universo.
  •  El TODO es inmutable. Si el TODO lo contiene todo nada puede ser añadido, quitado o modificado en El. Ha existido, existe y existirá como lo que ES. Volviendo de nuevo a la Biblia, Dios le dice a Moisés: “Yo soy el que Soy” No hay otra respuesta posible, El es, sin más, El lo es Todo.

 Ahora que “sabemos” lo que debe ser el TODO analicemos lo que es el Universo, para ello sigamos leyendo a Hermes  y veremos que nos dice:

 “El Universo es mental, sostenido en la Mente del TODO

 Hemos visto que nada existe fuera del TODO; pero también que el Universo no es el TODO aunque el Universo sea Mental. No puede ser el TODO por la simple razón de que el TODO es inmutable y nada existe más cambiante que el Universo conocido en el cual moramos. Por lo tanto, Si no es el TODO…¡ES LA NADA!

mentalismo02¡EH EH EH! No nos lancemos, tranquilidad. Sabemos que el Universo existe por lo que no puede ser la nada. Así pues, si no es el TODO y no es la nada ¿Qué cosa es el Universo?

Como siempre, la calma es buena consejera. El tema no es fácil ni baladí, vamos a ver si consigo no perderme en los razonamientos herméticos y ustedes me comprenden porque si difícil es explicar cómo resolver una integral cuadrática debo decir que al lado de lo que pretendo es casi un juego de niños.

 Muchos místicos creen que el TODO creó el Universo a partir de El mismo, lo cual es imposible ya que para hacerlo el TODO habría sustraído una parte de si mismo y habría dejado de ser el TODO

 Para resolver el problema vamos a usar el principio hermético de correspondencia en nuestra investigación y dado que ese principio afirma que como es arriba es abajo, vamos a aplicarnos en saber cómo fue el hombre. Si lo conseguimos habremos conseguido saber cómo se creó el Universo aplicando el principio citado.

  • El hombre no pudo ser creado con materiales externos ya que nada existe fuera del TODO
  • El hombre no pudo ser creado por reproducción o transferencia del TODO ya que el TODO no puede transferir o sustraer parte alguna de Si mismo sin dejar de ser el TODO

La única solución posible es el primer principio: El TODO crea mentalmente y así ni emplea materiales externos (que no existen) ni partes de si mismo; pero su espíritu si puede manifestarse en todo su pensamiento, en toda su obra, en su Mente. Aplicando el principio de correspondencia, si el hombre fue creado mentalmente, el Universo completo también es una creación mental.

Del mismo modo que nosotros podemos crear un mundo propio en nuestra mente así lo hace el TODO; pero hay una importante diferencia: Nuestra mente finita no puede comprender ni entender lo infinito, lo que hace que nuestros mundos imaginados sean finitos. El Universo es infinito porque es la creación de un Ser Infinito. Ambas creaciones son similares en clase pero están a años luz en grado.

La Mente infinita del TODO es la matriz de los Universos”

“El TODO crea en su Mente infinita innumerables Universos que existen por eones de tiempo y sin embargo, para el TODO, la creación, desarrollo, declinación y muerte de un millón de Universos es como el tiempo de un parpadeo de un ojo”   (El kybalion)

 Estamos viendo que el TODO está por encima de las leyes del tiempo y el espacio. En el Universo se cumplen siempre las Leyes Divinas que su Mente estima oportuno para generar un tipo u otro de Universo; pero como tales Leyes creadas en su Mente solo afectan a lo que su Mente decide y esto da lugar a su Omnipotencia pues fácil es entender que puede estar por encima de ellas. Hagamos un simil, usted puede crear un mundo de fantasía y dotar a sus personajes de poderes y decidir lo que estos pueden o no hacer; pero nada de ello le afecta a usted en lo más mínimo; del mismo modo nada de lo que el TODO decide en un Universo le afecta a El. Sin embargo, cuando el TODO se manifiesta en un determinado Universo ha de cumplir las leyes que ha establecido ya que si no lo hace el Universo sería cambiado. Recordemos que la leyes establecidas por el TODO no admiten excepciones y el es el primero en cumplir esa regla en sus manifestaciones.

Por otro lado, no cometamos el error de creer que el mundo en el cual vivimos es el Universo en si mismo. Hay millones de millones de Universos en la Mente del TODO del mismo modo que tú, a tu escala finita, puedes crear cientos de mundos en tu imaginación.

Incluso en nuestro Universo existen regiones o planos de existencia superiores al nuestro habitados por seres muy superiores a nosotros. Seres con “poderes” inimaginables para los hombres, poderes que hemos atribuido a los dioses y sin embargo, poderes que podremos alcanzar un día porque la muerte no es real sino un paso de plano en plano. Pero que pasará cuando el TODO “atraiga” todo lo creado, cuando decida destruir un Universo. ¿Morirás?. La respuesta es que no. Seguirás a vivir en la Mente del TODO ya que de no ser así el TODO ya no sería el TODO porque dejaría de ser Mental. Míralo de esta otra manera. Si tu creas un mundo en tu mente puedes hacer nacer personajes y puedes hacerlos morir, puedes destruir el mundo creado pero en tu mente sigue a existir su recuerdo ¿verdad? En tu mente, ese mundo sigue vivo porque lo puedes recordar y cuando recuerdas creas de nuevo.

Recuerda la paradoja divina que dice que mientras el Universo NO ES, aún ES y recuerda siempre:

Mientras que todo está en el TODO, es igualmente cierto que el TODO está en todo. Para aquel que verdaderamente entiende esta verdad le ha venido un gran conocimiento” (El kybalion)

Y recuerda que a tu escala, lo que tú piensas en tu mente es la realidad que acabas por construir en tu vida. Como es arriba es abajo. Tu mente decide lo que creas, trabajando sobre tus pensamientos puedes crear la vida que tú deseas.

 Entrega anterior: Ciencia hermética – Los siete principios herméticos (1 de 8)

Entrega siguiente: Ciencia hermética – Los siete principios herméticos (3 de 8) – Principio de correspondencia 

  1. El TODO:Hermes usa el término TODO como un equivalente a Creador o Dios para nuestra época, sin embargo, como término que permite ser asimilado por cualquier creyente, con independencia de su religión, he optado por mantener dicho término a lo largo de esta serie.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: