«

»

Sep 04 2014

Ciencia hermética – Los siete principios herméticos (3 de 8) – Correspondencia

reflejoEn la entrega anterior, al tratar el principio de mentalismo e intentar explicar cómo pudo el TODO crear el Universo, empleamos el principio de correspondencia. Vamos ahora a adentrarnos un poco en este principio que el lector recuerda perfectamente que dice:

Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba

 Nos indica esto que existe una armonía en todo lo creado, en todos los planos de manifestación, lo cual no es de extrañar ya que todo el Universo emana de la misma fuente. Pero conviene aclarar aquí un punto. Esta armonía es cierta en los diferentes planos de manifestación del Universo pero no cometamos el error de pensar que podemos ser o somos dioses en potencia. Volviendo al símil del escritor que tanto hemos usado; por el estilo de la escritura es posible identificar toda su obra pro eso no implica que su obra pueda ser el escritor mismo; el Rey Lear, Otelo o Hamlet son todas obras de Shakespeare pero ninguno de ellos es Shakespeare.

 Hermes divide la creación, es decir, el Universo, en tres planos. Ya he comentado que las divisiones de otras escuelas pueden diferir en número y/o denominación; pero los conceptos finales siempre acaban por ser los mismos. Cuando usted resuelve un conjunto de dos ecuaciones con dos incógnitas puede hacerlo por varios métodos resolutivos pero el resultado final (nuestro concepto) será siempre el mismo.

 Los tres planos que Hermes describe son:

  •  Plano Físico
  • Plano Mental
  • Plano Espiritual

 Pero, ¿qué es un plano? Tendemos a asociar plano con dimensión física, con un lugar concreto y es un concepto falso. De hecho, los planos se superponen, se solapan, entre si y no son más que grados ascendentes de la vida. En esta gradación, el plano físico o material es el más bajo y el espiritual el más elevado. El principio de correspondencia se aplica en todos ellos.

 Ahora bien, si los planos no son lugares ¿Qué son? Se ha tratado de explicar que solo existe una realidad, un plano, alegando que la materia es realmente hueca. El estudio del átomo ha revelado mucho espacio entre los protones y los electrones del mismo modo que en el Universo hay mucho espacio entre cualquier Sol y los diferentes planetas que giran a su alrededor. Según esta idea, los habitantes de los otros planos ocuparían dichos espacios vacíos. Sin embargo, aunque cierta en parte, no es completa la explicación ya que no es posible la unión de la materia grosera con lo espiritual puro; de ocupar espacios vacíos en un solo espacio ¿Qué es lo que hace que no se mezclen, que no se toquen?

 Hermes vuelve al rescate con su tercer principio, el de vibración, al decirnos que “Todo vibra”. El Ser humano acepta un mundo tridimensional (alto, ancho y largo), y desde la teoría de Einstein añade una cuarta: el tiempo. Cree así que el espacio es una dimensión espacio-temporal. ¡Pobre infeliz e ignorante raza humana! Existen múltiples dimensiones que escapan a nuestro intelecto y no conocemos pero una si conocida, aunque aún comienza a ser aceptada por la ciencia oficial ahora, es la dimensión vibratoria.

 Según los hermetistas todo vibra, desde la más elevada manifestación hasta la más inferior y lo  hacen no solo en grado sino en dirección y forma. Los diferentes grados de “frecuencia” vibratoria son los grados de la que podríamos llamar quinta dimensión [Nota 1] y son los planos a los que nos hemos referido. A mayor frecuencia más elevado es el plano. Por lo tanto, un plano no es un lugar, no es un dimensión, no es un estado o condición: es todo ello a la vez…y mucho más aún.

 La ciencia oficial no ha comenzado apenas a vislumbrar esta verdad. En el estudio de la Luz acepta que es dual porque unas veces se comporta como onda y otras como corpúsculos; sin embargo no ha dado el paso siguiente de aceptar que todo es así y no lo hará hasta que acepte como verdadero el principio que estamos analizando y que los hermetistas, los místicos, llevan enseñando desde hace miles de años. Si la ciencia solo cree en lo que puede demostrar ese paso no se dará nunca ya que  mal podemos estudiar dimensiones a las que no podemos acceder. ¿Cómo puede la materia ver lo espiritual y capturarlo? Lo cierto es que se puede, pero no con los medios y el sistema de la ciencia oficial.

 Con todo lo dicho hasta ahora estamos en posición de afirmar que para los místicos el más humilde de los átomos, la mente humana o el ser espiritual más puro son todo lo mismo es forma pero diferentes, y mucho, en grado y frecuencia de vibración. Ocupan diferentes planos pero un mismo Universo ya que, como sabemos, el Universo es Mental y existe en el TODO.  Aconsejo al lector interesado una lectura calma y reflexiva dela obra de Hermes para profundizar en estos temas; no es mi intención dar una clase de ciencia hermética por entregas con base en el kybalion sino mostrar solo lo que allí se afirma. Si leen la obra verán que divide cada plano en siete subplanos de modo que van de menor a mayor vibración. No entraré a ello, pero si les dejo un esquema de la división del plano físico, el que moramos ahora.

 

PlanoFísico I Materia (A) Mundo conocido: Sólidos, líquidos y gases.
II Materia (B) Materia radiante, radioactividad (La ciencia empieza a conocerla)
III Materia (C) Materia sutil ( ya estamos fuera de todo lo conocido)
IV Etéreo El éter ocuparía todo el espacio y serviría de nexo de unión entre la materia sutil y la energía más baja
V Energía (A) Energía conocida: Calor, luz, magnetismo…
VI Energía (B) Energía que no conocemos pero cuyos efectos nos pueden afectar, como la telepatia entre humanos si la consideramos como intercambio de energias
VII Energía (C) Energía que no podremos nunca usar, sería el “poder divino”

 

Albert Einstein [Nota 2] demostró que materia y energía eran lo mismo con su famosa ecuación de conversión entre una y otra e=mc2. Aunque esta conversión es cierta, desde el punto de vista místico, no lo es que materia y energía sean lo mismo. La materia y la energía son iguales en forma pero no en vibración, en el proceso de “conversión” hay mucho más que lo que parece a simple vista.

 Pero hecha la matización superior, no cabe duda de que los grandes iniciados han dado pruebas de conocimientos tan superiores a los de su época que  solo ahora la ciencia oficial comienza a investigarlo y aceptarlos. Todos conocemos la máxima que nos dice que la energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma. Los místicos siempre han dicho que este concepto es aplicable a la  materia pues todo depende de la vibración. Con la llegada de Einstein se acepta el primer paso de conversión, pero queda aceptar, por ejemplo, que la diferencia real entre un árbol y un perro no es más que la vibración y que si pudiésemos influir sobre dicha vibración sería posible convertir uno en otro. ¡A mí no me miren! Eso es lo que se afirma, ustedes pueden creerlo o no.  Pero no adelantemos. Esta parte depende de otros principios herméticos que trataremos en próximas entregas y no se crea que estos postulados son antiguos y ya abandonados, escuelas actuales como los rosacruces de la AMORC los siguen difundiendo

 ¡No puede ser de otro modo! La enseñanza hermética es una, universal e inmodificable.

Entrega anterior:Ciencia hermética – Los siete principios herméticos (2 de 8) – Principio de Mentalismo

Próxima entrega: Ciencia hermética – Los siete principios herméticos (4 de 8) – Principio de vibración

Notas

[1] Las otras cuatro serían las espaciales y el tiempo.

[2] Albert Einstein (Ulm, Imperio alemán, 14 de marzo de 1879 – Princeton, Estados Unidos, 18 de abril de 1955) fue un físico alemán de origen judío, nacionalizado después suizo y estadounidense. Es considerado como el científico más importante del siglo XX. Autor de la Teoría de La relatividad.

Sobre el Autor

Mario Lopez

Nacimiento: 9 de octubre de 1968
Estado civil: Casado
Domicilio: Galicia - España


Creyente: Si, creo en la existencia de un Ser Superior y en la inmortalidad del Alma
Religión: Ninguna en particular pero me convence muchísimos las ideas Espiritistas Kardesiana

Masoneria
Maestro masón bajo Obediencia de la Gran Logia de España
Logia capitular bajo obediencia del Supremo Consejo para el Grado 33 de España
Maestro masón de la Marca (Districto de España)
Nauta del Arca Real
Compañero del Arco Real de Jerusalén
Grados Crípticos (Super excellent master)

1 comentario

  1. Emmanuel Sanchez

    *Interesante articulo aunque dificil de digerir pero ha despertado mucha inquietud y deseos de profundizar mas. Gracias por su envio.

Deja un comentario, por favor.

A %d blogueros les gusta esto: