Ene 04 2016

El espiritismo (13 de 14) – Influencia de los espíritus – Ángeles de la Guardia.

Artículo en colaboración con el hermano Víctor Ruano, miembro de la Federación Espirita de España (http://www.espiritismo.cc )

«Ni los ángeles ni los demonios son seres excepcionales. La creación de los seres inteligentes es una. Unidos a cuerpos materiales, constituyen la Humanidad que puebla la Tierra y las otras esferas habitadas. Separadas de este cuerpo, constituyen el mundo de los Espíritus que pueblan el espacio».
 [El cielo y el infierno] 

angel guardian 01Si un Espíritu no es más que lo que somos en realidad ¿Cómo puede influirnos? La respuesta debería estar clara si ha leído con atención toda la serie. El Espíritu sabe muchas cosas que nosotros desconocemos, puede ver y percibir cosas que nosotros no podemos justamente porque el negarnos esos “poderes” durante nuestra estancia en la Tierra es lo que nos pone a prueba. ¿de que valdría ponernos a prueba si pudiésemos saber lo que va a pasar o lo que ha pasado?

Los Espíritus ven todo lo que nosotros hacemos, porque nos rodean sin cesar. Conviven con nosotros en todo momento, en otra dimensión si ustedes quieren llamarlo así, aunque no sea el término correcto. A su lado, al mío, al de su amigo, cuando cruzamos la calle o cogemos un autobús, en todo momento nos encontramos rodeados de Espíritus. Pero la mayor parte de nosotros no los vemos y…lo más importante, la mayor parte de las veces ellos no desean ser vistos.

Aunque pueden ver todo lo que hacemos, cada Espíritu no ve más que las cosas en que fija su atención; porque no se ocupan de las que les son indiferentes. En eso son como nosotros. Se concentran en su trabajo y se aíslan del resto. Cuando usted fija su atención en algo, todo lo que le rodea pasa a otro nivel, es como si no existiese. El Espíritu hace lo mismo, solo presta atención a aquello que debe prestar atención, todo lo demás lo pasa por alto.

 

457. ¿Los Espíritus pueden conocer nuestros más recónditos pensamientos?
«Conocen a menudo hasta aquellos que quisierais ocultaros a vosotros mismos. No podéis ocultarles ni vuestros actos ni vuestros pensamientos».

Desde tiempos inmemoriales se ha comentado que la gente oye voces que les indican lo que hacer. El Espiritismo explica eso diciendo que los Espíritus influyen a los hombres tanto en pensamientos como en acciones. Se dice que cuando un pensamiento es sugerido, viene a ser como una voz que nos habla. Los pensamientos propios son en general los del primer instante. Por lo demás no es muy interesante esa distinción y así lo dicen los espíritus a las preguntas de Kardec:

 

459. ¿Influyen los Espíritus en nuestros pensamientos y acciones?
«Bajo este aspecto su influencia es mayor de lo que creéis; porque a menudo son ellos quienes os dirigen».
460. ¿Tenemos pensamientos propios y otros que nos son sugeridos?
«Vuestra alma es un Espíritu que piensa. Ya sabéis que con frecuencia tenéis a la vez varios pensamientos sobre un mismo punto y a menudo muy contradictorios entre sí. Pues bien, siempre tenéis mezclados los propios y los nuestros. Esto es lo que os hace andar inciertos; porque tenéis dos ideas que se contradicen».

De lo dicho en la pregunta 460 podemos deducir sin lugar a dudas que los Espíritus nos influyen, que en todo momento nos envías sus opiniones; pero…¿Cómo saber si lo hace por bien o lo hacen por mal? La verdad es que esta pregunta no debería hacerla. Si usted hace el bien atraerá el bien, si hace el mal, atraerá el mal. Si usted hace lo correcto los Espíritus buenos le rodearán y los malos se alejarán. Y si no me creen a mi crean entonces a los propios espíritus.

 

464. ¿Cómo podemos distinguir si un pensamiento que nos es sugerido, procede de un Espíritu bueno o malo?
«Examinadlo; los Espíritus buenos sólo el bien aconsejan. A vosotros cabe distinguir».
469. ¿Por qué medios puede neutralizarse la influencia de los Espíritus malos?
«Haciendo bien y poniendo toda vuestra confianza en Dios, rechazáis la influencia de los Espíritus inferiores y destruís el imperio que quieren tomar sobre vosotros

angel guardian 02El Ángel Guardián

El cristianismo nos ha dado a conocer el Ángel de la Guarda. ¿Quién no recuerda la famosa canción que antes de irse a dormir nos cantaba nuestra madre:

“Ángel de la Guarda
dulce compañía
no me desampares
ni de noche ni de día
no me dejes solo
que me moriría

Dejando a un lado el lado poético y protector de toda madre hacia sus hijos, existen Espíritus que se unen en particular a un individuo para protegerlo y guiarle. Se le suele llamar guía o hermano espiritual; pero la gente le llama Ángel de la Guarda, Espíritu bueno o genio. Estos Espíritus protectores son de orden elevado, es decir, espiritualmente avanzados, conocedores de “secretos” que otros Espíritus menos avanzados aún no son quien de imaginar. Son por lo tanto, Espíritus que siempre hacen el bien porque ya han entendido que hacer el bien es el único camino para avanzar.

La misión del Espíritu o Hermano protector es similar a la que un padre adquiere hacia sus hijos. Tratará de llevarle siempre por el buen camino, ayudarle con sus consejos, consolar en las aflicciones y ayudarle a superar las pruebas que la vida nos envía. Se une a nosotros desde que nacemos y no nos deja hasta que morimos y, incluso, tras ella, nos sigue a guiar en futuras existencias corporales. Si quieren verlo de una manera más humanizada. Él es nuestro guía y maestro y nosotros somos sus discípulos. El problema es que no siempre aceptamos serlo y el protector se aleja porque nada puede hacer, obligarnos no es opción porque el libre albedrío es ley Divina, nadie puede ir contra ella y como un padre que sabe que su hijo se equivoca al no seguir su consejo, se aleja triste y deja que la vida nos enseñe “por las bravas”. No culpemos al Espíritu de nuestros males, solo nosotros somos culpables.

 

496. Los Espíritus que abandonan a sus protegidos, ya que no hacen el bien, ¿pueden hacerle mal?
«Los Espíritus buenos nunca hacen mal, dejan que lo hagan los que ocupan su puesto y entonces acusáis de vuestras infelicidades a la suerte, siendo así que vosotros tenéis la culpa».

Sin embargo, no siempre se aleja porque no pueda romper las Leyes Divinas, a veces se aleja porque eso es lo mejor para su protegido, la mejor forma de que aprenda.

 

498. Cuando el Espíritu protector permite que su protegido se extravíe en la vida, ¿sucede esto por impotencia suya para luchar contra otros Espíritus que son malévolos?
«No se trata de que no pueda, sino que no quiere, puesto que su protegido sale de las pruebas más perfecto y más instruido. Lo asiste con sus consejos, mediante los buenos pensamientos que le sugiere pero que, por desgracia, no siempre son escuchados. Sólo la debilidad, indolencia y el orgullo del hombre dan fuerza a los Espíritus malos. Su poder sobre vosotros procede únicamente del hecho de que no les oponéis resistencia».

El Espíritu Bueno puede ser de tres tipos, o dicho de otro modo más correcto, existen tres tipos de buenos espíritus que en síntesis son los siguientes:

  • Los Protectores o ángeles guardianes que tienen la misión de acompañar al hombre en la vida y ayudarlo a progresar y a los que nos estamos refiriendo. Por necesidades de su trabajo son Espíritus elevados.
  • Los Familiares; son buenos pero a veces poco adelantados. Se unen por lazos más o menos duraderos. Como sucede entre abuelos, padres, hijos y nietos. No es extraño que un abuelo/a proteja a sus nietos/as, por ejemplo.
  • Los Simpáticos; atraídos por afectos particulares, semejanza de gustos y sentimientos. Cuando uno tiene un gran amigo que se va, nada le impide a ese amigo velar por nuestro bienestar si Dios no lo prohíbe por algún motivo que solo Él conoce.

Sin embargo, no olvidemos lo que dije al principio. Ellos nos ayudan. Tratan de guiarnos. Pero la decisión final es nuestra, podemos elegir oír sus consejos o no.

Podríamos hablar mucho más sobre el tema, pero para eso están ya los libros de Kardec y, como ya viene siendo habitual, os recomiendo leer si queréis profundizar en el tema y no os quepa duda, que si hacéis el bien, todo un ejército de buenos espíritus os protegerán.

Próxima entrega: La curación espírita – Pases

<

p style=”text-align: justify;”>angel guardian 03

Deja un comentario

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: