May 04 2016

Los pilares de la Sabiduría Sagrada

“El esoterista trata de estudiar las cosas en si mismas,
más allá de su aspecto tridimensional”
[Mithila]

tiempoespacio04Podemos definir el esoterismo como el estudio de lo oculto. Todo lo que apreciamos con los cinco sentidos es lo externo, lo exotérico; pero detrás de este mundo fenoménico se encuentra oculto otro que es la causa primera del mismo. Para el esoterista el mundo en el cual vivimos es el mundo de los “efectos” producidos por las causas del mundo esotérico que no solemos percibir. 

El esoterismo es una filosofía de vida. Es cierto; pero es mucho más que eso. La ciencia hermética, o la Sabiduría Sagrada – como también se le suele denominar – es todo un conjunto de enseñanzas, hechos y creencias que se transmiten al ser humano (hombre o mujer) que ha sido seleccionado a partir del mismo momento de su iniciación en los misterios.  Estos misterios son tan antiguos como el propio ser humano y son conocidas las escuelas Sumeria, Egipcia, Griega y Romana, Azteca, Maya…donde la misma Sabiduría Sagrada se adaptaba a la evolución y costumbres de cada pueblo y civilización cambian su aspecto externo – exotérico – pero mantiene igual su aspecto interno – esotérico – a lo largo de toda la historia. Lo interno, lo esotérico, es inmutable porque la Verdad solo puede ser una.

 La Sabiduría Sagrada también se conoce como Ciencia Oculta porque oculta se encuentra para quien no es apto aún para conocerla. Además, durante la época negra medieval donde todo avance o ciencia era perseguida, ocultarse era preciso para seguir con vida. Esta ocultación fue aprovechada por falsos maestros para convertir la Sabiduría Sagrada, base de todas las Religiones y Filosofías, en un despojo de lo que realmente es. Los falsos maestros tomaron solo lo que les convenía y arrojaron el resto al abismo. Es necesario reconstruir por completo la Sabiduría Sagrada, aquella que nos liga de nuevo con lo que en realidad somos. La que nos religa con el Ser Supremo que lo ha creado todo. Religión es justo eso. Religión es Re-ligare. En ese sentido no hay católico, musulmán, judío, taoísta…solo hay una religión, aquella que nos acerca al Creador.

 Entender que la auténtica religión es una e igual para todos y que las diferentes manifestaciones religiosas actuales son adaptaciones creadas al gusto de sus dirigentes es un primer paso en la reconstrucción de la Sabiduría Sagrada. No se trata de negar las religiones porque cuando se practican sin fanatismos propugnan el amor y la caridad; sino de rascar e ir algo más allá. No podemos quedarnos en la mera superficie de la misma.

 Es posible reconstruir la Sabiduría Sagrada. Para lograrlo es preciso fijarse y estudiar las órdenes iniciáticas depositarias de su conocimiento. Estudiemos lo que dicen los masones; pero también los rosacruces, los espiritistas, los teósofos, los alquimistas…y otras órdenes. Su conjunto nos dará el todo buscado.

 Debemos tener claro que la Sabiduría Sagrada no es solo religión, también es ciencia, filosofía y arte. La Sabiduría Sagrada se afianza en estos cuatro sólidos pilares.

Es ciencia porque no expone teorías por exponer sino que trata de verificar lo que dice, aunque no del modo que hace la denominada ciencia oficial. Mal podría hacerlo cuando su ámbito de estudio es lo inmaterial, lo transcendente.  Son temas de su interés, entre otros, las Leyes del Karma, la reencarnación, la antropogénesis, los chakras, la cosmogénesis, los planos sutiles de existencia, el Alma y muchas otras cosas. El fin último es acercarnos lo más posible al conocimiento de Dios comprendiendo sus Leyes y creaciones. Esotéricamente hablando “El Creador no solamente está en todas partes sino que EL es todas las partes, no existe separación o exclusión alguna. Ese espejismo disociativo solo es tal en la limitada mente humana. Todo en el Universo es parte de su Ser. Todo lo que vemos, tocamos, sentimos, somos, es parte de El”

 H.P. Blavatsky , en su obra “La doctrina secreta” nos aclara que esta ciencia no es la fantasía de un loco anacoreta sino la fusión ininterrumpida del conocimiento de miles de iniciados y maestros a lo largo de generaciones. De hombres que vivieron en épocas y lugares diversos que estudiaron las tradiciones orales de diversos pueblos y culturas encontrando puntos comunes. Buscando explicaciones y evidencias de dichas coincidencias ante la certeza de que las casualidades no existen. Descubriendo así mucho de lo que la Sabiduría Sagrada nos ha ido desvelando y buscando todo aquello que aún nos oculta, quizás por no estar preparados para ello.

Es filosofía porque nos obliga a pensar y a vivir conforme a su pensamiento o leyes. No es posible creer en Dios realmente y vivir de espaldas a El. La filosofía busca conocernos a nosotros mismos, lo que realmente somos y, conociendo la obra, descubrimos al Creador. Giordano Bruno dijo “Lograr el conocimiento del UNO es la meta de toda filosofía” .

 La filosofía no es ciencia, no precisa de conocer objetos y analizarlos. La filosofía solo precisa de razonamiento. El hombre común piensa que posee un Alma. El filósofo invierte los factores y lanza la duda: ¿Y si fuese el Alma quien posee un cuerpo? De ese modo nos sumerge en el mundo metafísico, en la transcendencia más allá de lo material. Nos obliga a meditar sobre lo que realmente somos, sobre lo que es el Ser Humano y no la mayoría rechaza lo que se le muestra porque cuesta asimilar aquello que se escapa a nuestro control. Pero los iniciados saben que todo es posible, que solo hay que escuchar a nuestra Conciencia Eterna e Inmortal.

Es arte porque el arte es la máxima expresión de la inteligencia, de la voluntad y del deseo creativo. Todas las civilizaciones nos han dejado sus obras para la posteridad y, casualidades de la vida, las más grandes con mensajes más o menos velados del Conocimiento de la Sabiduría Sagrada. El complejo de Stonehenge, los zigurats, las pirámides, las catedrales…esconden en si mismas conocimientos de astronomía, geometría, aritmética, teología…Esconden la ciencia de su época.

 Los jeroglíficos, la música, la escritura, nacieron como sistemas que permitían guardar el Conocimiento Secreto de modo exacto, sin los fallos de una comunicación oral pura. Al mismo tiempo permitía ocultar ese conocimiento de los no iniciados incapaz de interpretar nada de lo que veía por no saber leer. Recuerde el lector que hasta no hace mucho tiempo, la población era analfabeta ¡Qué mejor modo de ocultar un secreto que escribiéndolo para que solo el iniciado pudiese comprenderlo!

 Por otro lado, el arte permanece por siglos. El verdadero arte afecta al Alma y sentimos sensaciones que no siempre comprendemos. El arte nos hace sentir un éxtasis, nos hace “salir del cuerpo”, cuando escuchamos obras de Mozart, Beethoven o Brahms. Nos sentimos insignificantes ante las pirámides de Egipto, las ruinas de Ang-Korg o en el Machu-Pichu. Nos sobrecogemos en la calma que se puede respirar en el interior de los lugares sagrados. El Arte parece fundirse y querer hablar a nuestra Alma.

Que la Sabiduría Sagrada es religión ya lo tocamos al comienzo porque es la asociación general que se hace. Pero ya matizamos que la religión esotérica no es una religión sino la Religión. La común a todos los Seres Humanos. Llamada no a eliminar a las existentes sino a completarlas. Porque estas son partes de aquella. Dice un proverbio “De muchos colores son las vacas pero su leche siempre es blanca”. Las diferentes vacas son las diferentes corrientes religiosas; la leche siempre igual, siempre blanca y pura, es la auténtica Religión.

Así, la Sabiduría Sagrada se asienta en estos cuatro pilares: Ciencia, Filosofía, Arte y Religión. Todos los pilares igual de importantes para lograr el avance. Quien se entrega de verdad a su estudio sin ánimo de fama y si de conocimiento obtiene siempre sus frutos:

  • Descubre que la vida es el mejor regalo porque permite evolucionar al Alma.
  • Deja de temer a la muerte porque sabe que tan solo es un paso más en la vida.
  • Ve a todos los hombres como hermanos, diferentes y a la vez iguales a si mismo.
  • Enseña a hacer el bien incluso a quien hace el mal porque los errores de otros no justifican los suyos.
  • Incluso en medio de un desierto y solo se siente acompañado porque conoce que el mismo es parte del Todo.
  • No precisa buscar al Creador porque sabe que él es parte del Creador y el Creador lo engloba todo.
  • Comprende que todo lo que le rodea. Animales, plantas, aire, agua…son creaciones divinas y deben ser protegidas y conservadas para los que nos sigan.
  • Aprende que el Poder del Sabio no es mostrar lo mucho que sabe sino emplear lo que sabe para hacer lo correcto en cada momento.

Y podríamos seguir con la lista pero de poco valdría. Solo son palabras. Lo importante es despertar en el hombre el interés para ir más allá de lo evidente. Hacer que pise el camino y que me siga como antes yo seguí a mi maestro que había seguido a otros y estos a otros que siguieron a otros. Se trata de que lo poco que uno sabe pase al siguiente. Que el que me sigue me supere siempre en Sabiduría. En definitiva, que usted que me está leyendo se convierta en un eslabón más es esta cadena que une al hombre con su Creador y a la que llamamos Sabiduría Sagrada.

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • HILARIO PICHARDO HERNANDEZ on 23 octubre 2017 at 03:01
    • Responder

    ESTOY LEYENDO, Y MARAVILLADO CON LO AQUI ESCRITO PERO , DIGAME SERIA POSIBLE CONSEGUIR ALGUNOS LIBROS …Y QUE ALGUIEN ME ILUSTRARA A PARTIR DE DONDE EMPEZAR A LEER PARA PODER SACARLE PROVECHO A LA LECTURA?

    1. Todo dependerá de que desea leer. El campo es muy amplio, puede empezar por la teosofia, la alquimia o cualauier otra parte del hermetismo. Si desea una guia, en la web teosófica de españa tiene a su disposición varios libros en descarga directa y libre. Además, puede filtrarlo por nivel de conocimiento, con lo cual es sencillo ordenar la lectura de un modo adecuado.

    • HILARIO PICHARDO HERNANDEZ on 8 noviembre 2017 at 02:52
    • Responder

    necesito conseguir el libro  moral y dogma de eliphas levi.. y tambien me interesa el libro  de ambrosius graal donde se relata la historia de el portador de la luz  ,, le agradesco  mucho su ayuda

    1. Estimado Hilario, que yo sepa, el libro Moral y dogma es de Albert Pike, es sencillo encontrarlo por la red en formato PDF usando google. Un lugar puede ser este: http://eruizf.com/lecturas/masonicos/pike.html El problema con los PDFs es que generalmente solo son del primer libro, es decir, el que contempla los tres primeros grados del REAA

      Copia en papel a través de editorial, donde puede lograr la serie completa de todos los grados del REEA, puede encontrarla en la web http://masonica.es, la serie entera es cara pues cuesta casi 100€

      Sobre el libro de Ambrosius Graal supongo que se refiere al libro LUCIFER, es decir, este: https://es.scribd.com/document/317330109/LUCIFER-de-Ambrosius-Graal

Deja un comentario

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: