El mandil del aprendiz

No debéis olvidar nunca que el Aprendiz no puede abandonar dentro del Taller el mandil ceñido a su cintura, como símbolo del trabajo y, por su color, emblema de pureza e inocencia. Este también representa al hombre en su estado primitivo, el cual, según es sabido usó como primeras vestiduras las pieles de gamo o cordero. Por este motivo el mandil del Aprendiz debería ser siempre de piel. El auténtico mandil masónico es de piel de cordero blanca. Será el siglo XVIII con sus gustos por el ornamento el que nos legue la aparición de mandiles de formas diferentes y colores variados según los grados.

Si investigamos en el origen del mandil, ya no solo a escala masónica, podemos decir que este se puede fijar ya en tiempos bíblicos. Su origen como vestimenta asociada al trabajo se remonta a la Biblia, en Génesis 3; 21-24 dice:

E hizo Yahvé Dios para Adán y su mujer túnicas de pieles y los vistió. Y dijo Yahvé Dios: “He aquí que el hombre ha venido a ser como uno de nosotros, conocedor del bien y del mal, ahora, pues, no vaya a extender su mano para que tome todavía del árbol de la vida, y comiendo (de él) viva para siempre”. Después Yahvé Dios lo expulsó del jardín de Edén, para que labrase la tierra de donde había sido tomado. Y habiendo expulsado a Adán puso delante del jardín de Edén querubines, y la fulgurante espada que se agitaba, a fin de guardar el camino del árbol de la vida

La referencia al uso de mandiles más antigua fue encontrada en las pinturas de las tumbas en Tebas (aprox. 3000 A.C.) donde el faraón y los sacerdotes usaban mandiles de forma triangular (equilátera) con inscripciones de carácter mágico-protectoras. Supervivientes del grupo que abrió la tumba de Tutankammon relatan que, cuando fueron retiradas las vendas de la momia, apareció un mandil ricamente adornado.

Los sacerdotes israelitas usaban un abnet o mandil blanco y entre los persas, en los misterios de Mitra, el candidato era investido con un cíngulo (cordón con el que los ministros sagrados apretaban el alba, vestimenta de paño blanco, en la cintura), una corona o mitra, una túnica de púrpura y, finalmente, cuando recibía la luz, un mandil blanco.  Los esenios revestían a los iniciados con túnicas blancas y en la India los candidatos eran vestidos con el sach o zennar sagrado que colgaba desde el hombro izquierdo hasta la cadera derecha.

Ya con respeto a nuestro mandil, las primeras referencias se encuentran en los reglamentos de una Logia operativa de Warwick, Inglaterra, que ordena que los recién iniciados “vistan la  Logia” dando a sus hermanos comida, bebida, hospedaje, guantes y mandiles. Pero no es hasta el 1814 que la Gran Logia Unida de Inglaterra determina que el mandil de aprendiz debía ser de piel de cordero, todo blanco, sin adornos, de forma rectangular, de 14 a 16 pulgadas de largo y de 12 a 14 pulgadas de altura.

El Rito Escocés Antiguo y Aceptado, en el Convento de Laussanne, codificó el 15 de septiembre de 1875, las condecoraciones Masónicas y los mandiles de los diferentes grados, ratificando la determinación anterior de la Gran Logia Unida de Inglaterra. El mandil masónico debería de ser confeccionado exclusivamente con piel de cordero 1.

.El color blanco ha simbolizado en todos los ritos y misterios de los pueblos, desde los más ignorantes a los más sabios, la pureza y ha sido empleando en las vestimentas de los iniciados y de las jerarquías más altas. Para nosotros representa la pureza del alma.

El Mandil es al Francmasón lo que la toga al letrado o el uniforme al militar. Es la insignia distintiva del Francmasón. Sin embargo existe una diferencia, un matiz de concepto, de gran importancia. No es el mandil quien viste y da honor al masón que lo porta sino que ha de ser el masón que lo porta quien, por medio de su comportamiento y actos, el que vista y honre a su mandil.

Entrando un poco en el esoterismo del mandil comprobamos que está constituido por dos figuras geométricas: un cuadrado y un triángulo formado por la bayeta levantada. El cuadrado representa la materia o plano físico que sirve como centro de las reacciones instintivas que no miran para el aspecto moral y si para la conservación de la materia y el cuerpo. Cuerpo en donde se manifiesta y vive el espíritu. Los instintos dominan el mundo de los sentidos y las pasiones determinan nuestra conducta. La Masonería estima que los Aprendices aún no han desarrollado la razón y la parte espiritual representada por el triángulo, es decir, ese fluido sutil dotado de sensibilidad, inteligencia y esencia para conseguir un grado superior. Es por este motivo que el triángulo está localizado encima del cuadrado para recordar que el plano físico, causa y origen de los errores humanos, debe ser redimido por el espíritu que es la fuerza superior que conducirá al hombre por el camino acertado de la verdad y aproximación a nuestro G.·.A.·.D.·.U.·.

 Desde el punto de vista operativo, el Mandil es un legado de los masones operativos que se lo ponían en el trabajo, motivo por el cual fue largo durante una cierta época y permaneció así durante los primeros tiempos de la masonería especulativa. Pronto habría de tomar su tamaño actual que es sobre las rodillas. El Aprendiz masón debe llevar la baveta levantada, lo que significa que debe protegerse porque aún no sabe trabajar.

<

p style=”text-align: justify;”>Y jamás olvidemos que somos eternos aprendices, no en vano, el mandil del grado 33 (último del REAA) es blanco indicando que el círculo se cierra y todo comienza de nuevo.

  1. El cordero es considerado como el emblema de la humildad, representa la resurrección de la Luz en la Pascua de Pentecostés, en la fiesta del pasaje cuando el Sol, en el equinoccio de primavera, para por la constelación de Aries (o del carnero), derramando sobre la Tierra su bendición de Luz y de vida. Debemos eliminar de nuestro interior la prepotencia y la vanidad y actuar con la humildad del cordero que va para el sacrificio. Considerando la naturaleza humana, es una de las condiciones más difíciles de ser cumplida

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: