Sobre la libertad

(Rescatando reflexiones de Diciembre del 2016).

Situación: ayer  23:10 en el tren

Trayecto: Santiago de Compostela-A Coruña

Duración: 28 minutos

Motivo: vino a mí mente el concepto o término “LIBERTAD”. Me dio por coger la libreta que llevo siempre conmigo y decidí escribir una breve y “poco estética” reflexión acerca de ella. Empieza así:

Recuerdo que tan solo son mis humildes reflexiones, equivocadas o no. Tan solo meditaciones… que pueden o no variar con el tiempo.

____________________ ¿SOMOS LIBRES? ______________________

¿Los seres vivos, en concreto, los animales: búhos, tigres… el ser humano, somos poseedores de la condición/capacidad de ser libres?

Bien. Primero, definamos(a mi entender) el concepto de libertad, valga la redundancia, cada uno es libre de definirla e interpretarla como desee y yo así lo voy hacer. NOTA: (He tomado una DECISIÓN con toda libertad).

Yo entiendo o quiero entender, esta capacidad como condición inherente al ser humano. Es la capacidad de OBRAR tomando DECISIONES.

Me gustaría aclarar que “uno es libre de querer/desear volar y no pueda porque su anatomía se lo impide (el ser humano no tiene alas)”. Con esto no quiero decir que no sea libre, si no que algo, una barrera en este caso de estructura corporal se lo impide (que no prohíbe).

Con todo esto, quería expresar que tanto el ser humano como otros seres considerados vulgarmente “inferiores” (ya me comprendéis) vienen “CONDICIONADOS” o “PROGRAMADOS” desde el momento de nacimiento, concretamente, desde que se produce el famoso cigoto. Esto es genético y como se suele decir viene de serie, de fábrica.

Éstas, al sernos de alguna forma impuestas por la propia naturaleza, ¿nos impiden ser libres? Rotundamente NO.

Cambiando de ejemplo y siendo algo “brusco”… Uno es libre de asesinar al prójimo ¿no? En el aspecto de PODER OBRAR, es decir, de efectuar dicha acción, es totalmente libre, pues sabe cómo hacerlo y toma esa decisión en base a unos motivos (nunca excusables)… como los tres personajes que ya conocemos J, J y J asesinaron al maestro arquitecto Hiram Abiff…

Irremediable y afortunadamente, existen unas LEYES que no “permiten” esto. No lo permiten, no quiere decir que no se den casos (de hecho los vemos a diario, a través de los mass media). No lo permiten en el sentido de que tiene unas CONSECUENCIAS obrar así. Para la mayoría de las culturas, el asesinato es inmoral y atroz, aunque haya excepciones, como todos sabemos.

El asesino, será condenado y entrará a prisión (hipotética situación), le quitarán la libertad. ¿Esto es así? ¿Le quitan realmente su libertad? ¿O la ha perdido él al tomarse la libertad de acabar con la vida de un semejante el cual tenía su derecho y libertad para VIVIR? ___Nota: sí repito mucho la palabra libertad

Más bien, no se le ha quitado la libertad, carece de ella, entre comillas, por sus ACTOS, él es el responsable de su conducta. Lo que ha pasado es que se le ha (IM)PUESTO una CONDICIÓN (una consecuencia).

Las normas, las leyes, los derechos y las obligaciones, los códigos morales, la cultura si son aspectos que nos condicionan, por supuesto, pero no nos coarta nuestra libertad de obrar, eso sí, siempre y cuando “juguemos conforme a las reglas acordadas/establecidas)

¿Podemos no ser libres? También puede darse esa circunstancia.

Muchas veces no somos libres, sino, esclavos de nosotros mismos, de nuestros vicios, de nuestras pasiones más bajas…

Pienso que el ser esclavo de nosotros mismos, es síntoma evidente de que sí existe la LIBERTAD, pues a veces tomamos la decisión de no ser libres.

 

¿SOMOS LIBRES?  Vosotros, ¿Qué opináis?

P.D. : Libertad ≠ Libertinaje

 

Espero que reflexionéis y os haya gustado.

Atte. : Un servidor.

Sergio P.A.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: