Hablemos de (6 de 17) – Numerologia (2 de 3) – Un poco de historia

Print Friendly, PDF & Email

El origen de los números se pierde en la noche de los tiempos. Cuando el número nació y cuando desaparecerá son incógnitas que el Hombre no consigue responder. Solamente sabemos que él está junto a nosotros como un elemento importante, participando desde la ordenación del Universo hasta el control de los menores detalles de nuestro día a día.

Medir y contar fueron las primeras actividades aritméticas del hombre primitivo (desde 25.000 a 10.000 AC). Haciendo marcas en los árboles, los primeros pueblos consiguieron medir el tiempo y contar el número de animales que poseían; podemos hablar del nacimiento de la Aritmética, pero pasarán muchos siglos para que el hombre logre alcanzar el concepto abstracto de los números.

Los documentos más antiguos conocidos que hacen referencias a los números son unas piezas de barro cocido descubiertas en el siglo XIX en Nimpur 1, ciudad de la antigua Caldea, fundada por los sumerios hacia el 3500 ac. En estas piezas están grabadas operaciones de suma, resta, multiplicación, división y hasta potenciación; también figuran operaciones algebraicas con ecuaciones de 2º grado que requieren un conocimiento mayor de la matemática elemental, pero no se puede suponer que los caldeos tuviesen un concepto abstracto de las matemáticas. Es extraordinario que estas piezas contengan operaciones del orden de 2 x 1015 cuando en la desarrollada Grecia, Arquímedes sentía un terror por los números tan grandes.

Los caldeos descubrieron que el valor de un número cambia según su posición, dando origen a las unidades, decenas y centenas; pero, lo curioso es que ellos no usaban un sistema decimal y si uno de base 60; probablemente debido a la observación constante de los astros en los limpios cielos de Mesopotamia, lo cual les permitió descubrir un ciclo anual de 360 días, igual a 60 veces 6.

En Egipto también encontramos vestigios de desarrollo de ciencia matemática; en el papiro de Rhind 2 , redactado por el escriba Ahmos 3 (1659 ac) se representan, entre varios tipos de problemas, soluciones de ecuaciones de 2º grado.

Todos los filósofos importantes de la Antigüedad creían que los números tenían un poder evidente y que todo lo que sucede en el Universo se debe a la acción admirable de los números. Pero no es hasta Pitágoras de Samos (siglo VI ac), sabio, filósofo y matemático, que el simbolismo numeral alcanza su nivel más alto. La mayoría de los numerologistas creen que fue Pitágoras quien merece el honor de ser considerado el que fundamentó y puso los pilares más sólidos de la numerología. Pitágoras fue un importante filósofo y creo una escuela donde enseñaba desde mitología hasta matemática, nació en Grecia hacia el 569 antes de Jesucristo y su importancia fue tal que incluso en plena Edad Media y después, muchas de sus teorías se seguían considerando como ciertas.

En la Escuela Pitagórica la enseñanza fundamental, en el grado superior, era la ciencia de los números desde su expresión más simple y exotérica hasta su significado más profundo y esotérico pasando por cálculos, reglas matemáticas, matemáticas abstractas, símbolos e imágenes filosóficas. Pero Pitágoras es mucho más conocido por su famoso teorema y otros descubrimientos interesantes.

      • El teorema de Pitágoras establece que en todo triangulo rectángulo, el cuadrado de la longitud del lado más largo (hipotenusa) es igual a la suma del cuadrado del largo de los otros dos lados.
      • La proporción matemática en las armonías musicales.
      • Descubrió el primer número irracional como consecuencia de la raíz cuadrada de dos.

Resumiendo, Pitágoras y sus seguidores (los pitagóricos) trabajaron mucho con los números y las matemáticas; descubrieron muchas teorías interesantes que incluso hoy en día nos son útiles pero, además, creían en las propiedades místicas de los números. Una de ellas era que si empezabas una serie de números impares y los sumabas, se generaban los cuadrados.

1+3 = 4 (cuadrado de 2)
1+3+5=9 (cuadrado de 3)
1+3+5+7=16 (cuadrado de 4)
1+3+5+7+9=25 (cuadrado de 5)

 

y así podríamos seguir. Fue todo esto, estas propiedades curiosas, lo que llevó a Pitágoras y sus seguidores a creer en el misticismo numérico y que todo en el mundo no es más que números.

De acuerdo con una de sus interpretaciones las personas pueden medir y describir todo lo existente en el mundo por medio de números y sus proporciones. La idea no deja de ser razonable y su influencia en la ciencia y la matemática fue muy grande. Pero al mismo tiempo, esta afirmación implica que el mundo está fabricado con números y todo puede ser reducido a un valor numérico, lo cual ya no suena tan razonable para mucha gente.

Existe un axioma de la antigua sabiduría que dice “Dios geometriza” y los antiguos creían que la Geometría siempre atrajo el alma hacia la Verdad. Platón (429-347 ac), al establecer su Academia en Atenas, colocó la siguiente inscripción en el frontispicio: “Que nadie entre aquí si no sabe Geometría”. Pitágoras uso el axioma descrito como fundamento de su filosofía considerando que, si la Creación se presenta en perfectas líneas geométricas, dentro de ellas debe ocultarse el misterio del Cosmos y de la propia Vida. Conforme a lo dicho, Pitágoras representaba los números con puntos ordenados según módulos geométricos; así el tenía números triangulares con los puntos formado triángulos (3, 6, 10, etc.), cuadrados (4, 9, 16 etc.).

 

Próxima entrega: Hablemos de…. (7 de 17) – Numerología (3 de 3) –  Tipos de numerologia

Entrega anterior: Hablemos de…(5 de 17) – Numerología (1 de 3) – Descripción general

 

  1. Nippur o la ciudad de Nimrod, a 80 kilómetros al sureste de Babilonia, fue excavada por la Universidad de Pensilvania bajo los arqueólogos Peters, Haynes y Hilprecht, entre 1880 y 1900. Se encontraron 50.000 tablillas que se cree que fueron escritas durante el tercer milenio a.C., incluyendo una biblioteca de 20.000 tomos, diccionarios y obras completas sobre religión, literatura, leyes y ciencias. También se hallaron archivos de unos Reyes muy longevos.
  2. El Papiro de Ahmes, también conocido como Papiro Matemático Rhind, es un documento de carácter didáctico que contiene diversos problemas matemáticos. Está redactado en escritura hierática y mide unos seis metros de longitud por 32 cm de anchura. Se encuentra en buen estado de conservación. El texto, escrito durante el reinado de Apofis I, es copia de un documento del siglo XIX a. C. de época de Amenemhat III. El papiro fue encontrado en el siglo XIX, entre las ruinas de una edificación próxima al Ramesseum, y adquirido por Henry Rhind en 1858. A su muerte en 1864, el papiro fue donado junto con el rollo de cuero matemático egipcio al Museo Británico de Londres
  3. Ahmes (o, más exactamente, Ahmose) fue un antiguo escriba egipcio que vivió durante el Segundo Periodo Intermedio y el comienzo de la dinastía XVIII (la primera dinastía del Imperio nuevo). Ahmose fue el primer contribuyente a las matemáticas cuyo nombre se conoce.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: