Hablemos de…. (15 de 17) – La Cábala (1 de 3) – Introducción

Print Friendly, PDF & Email

Si queremos introducirnos en  el estudio de la religión judía es vital conocer que esta se estructura sobre tres pilares básicos: la Tora, el Talmud y la Cábala.

La Tora, que representa la ley judía, es la palabra por excelencia inspirada por Dios y está compuesta por los cinco primeros Libros de la Biblia, también conocido como Pentateuco: Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio.

El Talmud complementa la ley escrita e interpreta los mandamientos a la luz de la evolución social, política y económica. Fue escrito entre los siglos II ac y VI dc Existen dos Talmudes: el Talmud de Jerusalén y el Talmud de Babilonia, siendo este último el más completo. El Talmud comprende dos libros, Mishná y Gemara, y cada uno de ellos trata de los siguientes temas:

  • Mishná Zeraim (simientes) cuestiones agrícolas.
  • Moed (fiestas) Sabath, ayuno, solemnidades
  • Nashim (mujeres) novios, casamiento, divorcio
  • Nezikim (prejuicios) jurisprudencia civil y penal
  • Kodashim (cosas santas) sacrificios, ofertas, sacrifico de animales
  • Toharoth (purificación) reglas de pureza
  • Gemara Enseñanza tradicional. Son comentarios a Mishná

La Cábala es un sistema de interpretación de la Biblia judía. Las fuentes de la literatura y de la doctrina cabalística son las siguientes:

  • Apocalipsis (Biblia)
  • Historia del Génesis (Ma’assé Berechit) (no es libro)
  • Historia del Trono (Ma’asse Merkabá) (no es libro)
  • Libro de la Creación (Sepher Yetsira) séc III y IV dc (explica el Árbol de la Vida)
  • Libro del Esplendor (Sépher há Zóar) s. II dc, Simeon bar Yohai, y s, XIII Moshe de León

Siendo la Biblia un libro hermético, los cabalistas afirman que los textos de la Biblia están cargados de alegorías, literatura imaginativa, descripciones diferentes para los mismos hechos e, inclusive, al traducirse a diferentes lenguas se usaron palabras que alteraron el relato original. Así desarrollaron un para mantener viva la llama mística, con la mente fija en Israel, fieles a su Dios y a sus tradiciones, recibe el nombre de Cábala; cuya traducción más acertada es “Tradición”.

Nadie conoce cuando se origina la Cábala. Algunos autores afirman que es anterior al propio pueblo hebreo, lo que podría ser una exageración ya que de ser así, la Cábala sería anterior a Moisés en más de 2500 años. A través de la historia, la Cábala  pasa por diferentes etapas y va asimilando conceptos que conducen hasta una interpretación propia del pueblo hebreo y que sirve de base, junto con la Tora y el Talmud, del Verbo judío.

La estructura original de la Cábala está en dos historias: la historia de la génesis (Ma’assé Berechit)  y la historia del trono o carro (Ma’asse Merkabá). La historia de la génesis es la discusión favorita de los primeros cabalistas incluso antes de la destrucción del 2º Templo (Templo de Zorobabel 1); la historia del trono o del carro es la primera manifestación mística de la Cábala y data de los siglos I y II dc Usa la alegoría del trono empujado por 4 querubines, mencionado por el profeta Ezequiel, (tiene ruedas y por eso es conocido como carro) que recorre los cielos y que es interpretado como una alegoría del alma en la búsqueda de Dios.

Muestra la estructura de las 10 sefirotsDel siglo III al siglo VI dc, el estudio de la Cábala ya es primordial dentro del pensamiento religioso Judeo. Surge el primer libro conocido sobre la Cábala: el Sefer letzi-rah (Libro de la Creación), autor desconocido, donde se explica el Árbol de la Vida con sus 10 sephirot (esferas) y las 22 líneas rectas que unen las 10 esferas y que representan las 32 maravillosas sendas místicas de la Sabiduría, por las cuales Dios creó el mundo. Las 10 esferas representan la serie de los 10 primeros números y las 22 líneas son las 22 letras del alfabeto hebreo.

Se encuentran listados a continuación sus nombres y el significado traducido del hebreo:

    1. Kéter (la corona, la voluntad, o el deseo de hacer bien a sus creados, el otorgamiento).
    2. Jojmá (la sabiduría, el deseo de recibir).
    3. Biná (el otorgamiento, el deseo de otorgar con la intención de recibir).
    4. Jesed (la misericordia).
    5. Gevurá (la justicia. fuerza).
    6. Tiféret (la belleza).
    7. Netsaj (la victoria de la vida sobre la muerte).
    8. Hod (la eternidad del ser, la gloria).
    9. Yesod (el fundamento, la generación, o piedra angular de la estabilidad).
    10. Maljut (el reino, el deseo de recibir con el fin de recibir, la materia de la creación, el ego, la vasija, la cualidad de la recepción pura.

En el Libro de la Creación se inicia la preocupación de los cabalistas por la numerología y el uso de las letras en la interpretación de significado ocultos; estas 22 letras y 10 números pueden ser combinados de tres maneras:

  • Gematria (atribuye valores numéricos a las letras)
  • Notaricón (acrónimos de expresiones ocultas)
  • Temurah (cambia palabras por anagramas).

En la Edad Media, el centro cultural del judaísmo se traslada a España en donde surgen las mayores inteligencias que el judaísmo tuvo. Es con ellos que la Cábala alcanza un impulso importante. En 1275 (aproximadamente) aparece el Libro del Esplendor (Sefer ha-zohar) que parece tratarse  de una compilación de varias obras, siendo algunas apócrifas; pero existe unanimidad en creer que la autoría de muchas obras y la compilación del Sohar corresponde a Moisés ben Shem Tov, conocido en España como Moisés de León (1250-1305).

Entrega anterior:  Hablemos de (14 de 17) – El Tarot

Próxima entrega: Hablemos de  (16 de 17) – La cábala (2 de 3) – El zohar

Notas

  1. Zorobabel es un personaje bíblico, nieto de Joaquín y líder de los judíos exiliados que retornaron de Babilonia. Según el Nuevo Testamento es uno de los antepasados de Jesús. En el reinado de Ciro, condujo el primer grupo de judíos (42.360 personas según la Biblia) que regresaron a Judá después del cautiverio babilónico, fue, también, quien puso los cimientos del Segundo templo en Jerusalén. Según el historiador musulmán Ya’qubi, Zorobabel recuperó la Torá y los libros de los Profetas, hecho que el judaísmo atribuye a Esdras. La construcción de este segundo templo es la clave en la historia del Arco Real.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: